Ni putas ni sumisas

De Wikipedia, la enciclopedia libre.

Ni Putes Ni Soumises

Ni putas ni sumisas Logotipo del grupo. Diario de León. Consultado el 26 de diciembre de El País. Consultado el 21 de mayo de Cuarto Poder.

Sociología Cultural, Ni Putas Ni Sumisas

Francia en Feminismo en Francia Organizaciones fundadas en Violencia contra las mujeres en Francia. Categorías ocultas: Artículos con datos por trasladar a Wikidata Wikipedia: Asumida la autoridad en la familia, los chicos pasaron a ejercerla también en el barrio. Esto al principio solo afectaba a las hermanas, pero luego pasó a afectar a toda la barriada.

Ni putas ni sumisas

Así perdieron las jóvenes buena parte de las libertades conquistadas durante las décadas de y Esta presión se acentuó y se hizo opresión. Se instauró un auténtico control sobre la vida de las chicas, sobre sus idas y venidas. Las salidas se redujeron; se les imponía una hora de regreso y la obligación de ir siempre acompañadas. Se instauró un control estricto de sus amistades masculinas y proseguir los estudios se convirtió para ellas en una auténtica batalla.

En una etapa siguiente, la misión de vigilar a las hermanas no recaló unicamente en el hermano mayor, sino en todos los chicos del barrio.


  1. Quizás también te interese.
  2. Menú de navegación.
  3. Rebeldes, ni putas ni sumisas.
  4. como ligar a un chico en el antro.
  5. mujer 40 busca hombre!
  6. preguntas para hombres solteros.
  7. Ni Putas ni Sumisas. El sexo en los guetos urbanos.;

Así, chicos sin trabajo apostados en la calle, con el pretexto de controlar a las chicas, ejercían contra ellas la violencia verbal, las insultaban. Cuando las encontraban en la calle, les decían que volvieran a casa o le contarían a su hermano dónde las habían visto y con quién.

Opinión y blogs

En otra etapa ulterior, los chicos pasaron a la intervención directa, a molestar a las chicas. A partir aproximadamente de , la violencia se extendió por los barrios de la mano de la descomposición social. Las chicas tenían prohibido maquillarse o vestirse a su antojo. Se acabaron los vaqueros y las camisetas.


  • Fadela Amara Ni putas ni sumisas.
  • citas por internet cambio de placas!
  • mujeres maduras con ninos!
  • .
  • paginas conocer gente madrid!
  • Ni putas ni sumisas;
  • .
  • En una fecha que Fadela Amara no precisa, comenzaron a aumentar alarmantemente las violaciones en grupo y los asesinatos. Pues, como era de esperar, de manera diversa. Unas interiorizaron este control y regresaron a las tradiciones patriarcales. Otras optaron por parecerse a los chicos, imponerse para que las respetaran y adoptar sus herramientas y armas.

    Ya en en la Maison des Potes de Clermont-Ferrand habían creado una Comisión de Mujeres para hacer frente a la violencia que en adelante no hizo sino crecer: En junio del año organizaron un seminario de formación en feminismo que fue un gran éxito y, así, se animaron a preparar durante los Estados Generales de las Mujeres de los Barrios.

    Ni putas ni sumisas

    El primer paso lo constituyeron los Estados Generales locales , que se celebraron en ciudades grandes del país, con el objetivo fundamental de que las chicas supieran que lo que les sucedía no era algo aislado, sino que esa misma situación se repetía en los suburbios de Estrasburgo, Burdeos o Marsella. Así llegaron el 26 y el 27 de enero de los Estados Generales de las Mujeres de los Barrios , que se celebraron en la Sorbona. Dos meses después, en marzo, publicaron un manifiesto , que titularon Ni putas ni sumisas. Enviaron este texto a todos los candidatos a las elecciones presidenciales de abril de y apenas obtuvieron respuesta.

    Entonces se les ocurrió la idea de organizar una marcha pacífica, inspirada en las de Gandhi o Martin Luther King, protagonizada por chicas y esta vez también chicos de los barrios obreros.

    Otros textos

    Se bautizó con un nombre largo: Marcha de las mujeres de los barrios por la igualdad y contra el gueto. Entre tanto, en noviembre de , Sohane, de diecisiete años, fue asesinada por un muchacho en Vitry-sur-Seine y fue una conmoción.

    En su recuerdo, la marcha comenzó en esa misma localidad el 1 de febrero de y durante cinco semanas recorrió veintitrés etapas. Estas chicas habían asmilado las normas sexistas sin ser conscientes; las habían integrado tan bien que pensaban que las habían escrito ellas mismas.