El pais diez mil turistas nimfomanas

CAF logra el contrato de doce trenes de cambio de ancho de vía y rompe el monopolio de Talgo Tras este concurso de Este contrato supone que CA. Pesetas Iberia Ter. Petróleo- Químicas Fuente: InfoBolsa ,08 ,96 9- 01 ,32 1. Dinerpkjs Ahorromed Atg. Dinero 1 Arg. Europa Dinero 1 Arg. Fondtiipotecario Arg. Citifondo Renta V. Francés Bradesp. Euros Cambio Pts. Fue un error tremendo que ya hemos pagado.

No debimos dejar que se marchara Botero dijo Joseba Beloki, cardiaco, decepcionado hasta las cejas en la meta. STAfA S. Botero Col. Leipheimer EE. Plaza Festina a Casero Festina a 1: Belokl Once a 1: Sevilla Kelme a 1: O Nem Aus. Zarrabeitia Once a La Junta Electoral Madrid, a 15 de Septiembre de Este ha sido un año muy difícil tanto para mí c. Nacido en Pont de Vilu. Su esposa, doña Carmen Bayona; hijos, Félix,.

Empleando nuevas agallas y buena política, eficiente, innovador, disfruta privilegios. Soslaye una propensión a la obstinación o a la porfía, al capricho. Decidido, enérgico, vivaz, eficaz. Jean- Christophe Malllot. Teatro Real. Gala en el Met por las víctimas d. Saint- Saéns. Zajlck, C. Forbis, A. Gazale, C. López, A. Sinfónica de Bilbao. Coro Ópera de Bilbao. Temporada ABAO. Palacio Euskalduna. Estar en un grupo de rock es un privilegio y te permite hacer giras El grupo finlandés presenta su nuevo disco, Deep shadows and brilliant highiights MADRID.

George Axeirod. Verónica Porqué. Carlos Abad. Helena Sanchís. Viernes, 14 de septiembre de 2 0 0 1 Séptima corrida. Tres cuartos largos de entrada. Toros de Diego Puerta y Hermanos Puerta, astifinos, desiguales de presentación; blandearon 1 y 2 s y mansearon en conjunto con deslucimiento; destacó ei 3 Joselito, de verde botella y oro.

Pinchazo y estocada saludó desde el tercio En el cuarto, bajonazo pa. Con David Schwimmer, y Gyneth Paltrow. Enésima comedia protagonizada por uno de los a c t o r e s d e F r i e n d s Arropado por un reparto llamativo, arranca algunas risas s i n e s f u e r z o Descenso final Telecinco, La ciudad de los gatos salvajes y Los campañoleA de agua, una vida al límite Tesoros robados de Camboya: Saqueadores Concierto de U 2.

Actuación que el grupo irlandés ofreció en el Paiau Sant Jordi de Barcelona. Hispavisión, Platos sucios. Plunkett y MacLeane 0. Gran Vía 2 Informe semanal La tragedia de Estados Unidos centra el programa de hoy. TVE- 1, TVE- 1, 9. Sara Montiel. Los personajes virtuales Gura, María y Supereñe presentan las siguientes series. Las torres gemelas de Nueva York envueltas en humo y llamas, ese avión asesino golpeando infame contra el edificio, la inmensa mole haciéndose añicos en apenas unos segundos, los rostros aterrorizados de los testigos del ataque, las toneladas de escombros Enfisema pulmonar.

Proposito firme de estudiar la ultima hora que queda. Pablo maldice. Pablo cuelga al escuchar: Viernes, 6 de junio a las 21,00 horas. Una critica directa y sin mas disfraz que el mas transparente que existe, el del propio arte. Entrada anticipada: Domingo, 8 de junio a las 12,00 horas. Domingo, 8 de junio a las 18,00 horas. Probablemente uno de los mejores grupos de cover de toda la Costa del Sol.

El secreto de esta moussaka es que no contiene bechamel. Adios, pues, a las calorias superfluas. Solamente queda lo mejor: Estoy segura que les va a gustar Colocarlas sobre la placa del horno cubierta de papal encerado, pincelarlas con aceite de oliva, salpimentar. En una olla, poner a calentar 2 cucharadas de aceite de oliva. Rehogar la cebolla picada y el ajo picado durante 3 minutos a fuego mediano.

Salpimentar a su gusto. Dejar cocer a fuego bajo y cubierto durante 20 minutos, luego 5 minutos sin cubrir. Mientras seguir con las horneadas de berenjenas. Agregar la molida de res en la olla remover bien y seguir cociendo durante 5 minutos. En un refractario, poner una capa de berenjenas asadas, luego una capa de carne con su salsa, una segunda capa de berenjenas, y una segunda capa de carne.

Terminar con una capa de berenjenas. El calendario de conciertos previsto es el siguiente: El negro en su negrura. El deseo de terminar con un circulo vicioso fue el unico guia de nuestros esfuerzos. Es un hecho: Otro hecho: Hace un instante empleados la palabra narcisismo. En efecto, pensamos que s una interpretacion psicoanalitica del problema negro puede revelar las anormaIidades afectivas responsables del edificio de los complejos.

Trabajamos por una curacidn total de este universe m6rbido. Estimamos que un individuo ha de tender a asumir el universalismo inherente a la condici6n humana, Al decir esto pensamos, indiferentemente, en hombres como Gobineauo en mujeres como Mayotte Capecia. Mas, 'para conseguirlo, es urgente desembarazarse de toda una serie de taras y secuelas del periodo infantil.

La desgracia del hombre, decia Nietzsche, es haber sido nino. Sin embargo, dificilmente podriamos olvidar, como 10 da a en tender Carlos Odier, que el destino del neur6tico sigue estando en sus propias manos. Por penosa que pueda sernos esta constatacion, estamos obligados a hacerla: Antes de abrir el proceso, tenemos que decir algunas cosas, EI analisis que acometemos es psicologico.

No obstante, es evidente que para nosotros la verdadera desalienad6n del negro implica una toma de conciencia abrupts de las realidades econ6micas y sociales. EI complejo de inferioridad se deriva de un doble proceso: Freud substitufa la tesis filogenetica por la perspectiva ontogenetica, Ya veremos mas adelante que la alienaci6n del negro no es una enesti6n individual.

Junto a la filogenia y la ontogenia esta 1a sociogenia. En un cierto sentido, y valga como respuesta a Leconte y Damey 1, digamos que se trata de un sociodiagn6stico. Pero la Sociedad, al contrario de 10 que ocurre en los procesos bioquimicos, no escapa a a influencia humana, EI hombre es aquello por medio de 10 eual la 'Sociedad es. El pron6stico esta en manos de los que quieran sacudir sin miramientos las carcomidas raices del edificio. EI negro ha de luchar en dos planos: Ademas, los hechos contradicen una semeiante inclinaci6n sistematica.

Ya 10 demostraremos. Por una vez, la realidad reclama una comprensi6n total. Tanto en el plano objetivo como en el subjetivo hay que encontrar una soluci6n. No vale la pena venir aqui a proclarnar quese trata de salvar el alma con aires de compungido mea culpa. S habra una desalienaci6n autentica en la medida en que las cosas recuperen su lugar, en el sentido mas materialista. En una obra de psicologia es de buen gusto avanzar un punto de vista metodologico, Renunciamos a la costumbre.

Dejamos los metodos a los botanicos y a los maternaticos, Hay un memento en que los metodos se reabsorben. Nos gustaria colocarnos en el. Intentaremos descubrir las diferentes posieiones que adopta el negro ante la civilizaci6n blanca. No nos referiremos aqul al "salvataje de la selva". Y es que, para el, algunos elementos todavia no tienen significado propio. Essa4 tritique deB nosogTaphies pskyckiatrique. Las actitudes que me propongo describir son verdaderas. Las he comprobado un mimero incalculable de veces. Identifique un I? Esta obra es un estudio clinico, Los que se reccnozcan en ella creo habran avanzado un paso.

Quiero verdaderamente, que mi hermano, negro 0 blanco, sacuda con la mayor energta el lamentable caparazon de servidumbre construido durante siglos de incomprension. Pues el ideal supone siemprs que el presente sirve para construir 10 porvenir. Pertenezco irreductiblemente a mi epoca. Yo vivire para ella. El futuro sera una construccion sostenida por el hombre existente. Esta edifieacion se vincula con el presente en la medida en que pongo este ultimo como algo a rebasar.

Torno al negro actual e intento determinae sus actitudes en el mundo blanco.. Los dos tiltimos estan consagrados a un intento de explicaci6n psicopatologica y filos6fica del existir del negro. El analisis es, sobre todo, regresivo. Los capitulos cuarto y quinto se situan en un plano esencialmente diferente. En el capitulo cuarto critico un trabajo 2. El autor, Mannoni, es por 10 demas consciente de su ambigiiedad. Quiza sea este uno de los meritos de su testimonio.

Mannoni ha intentado dar cuenta de una situaciOn. Tenemos derecho a deelararnos insatisfechos. Tenemos el deber de mostrar al autor en que nos apartamos de eI. EI capitulo quinto, que he titulado "La experiencia vi- vida del negro", es importante por mas de un concepto. Muestra al negro ante su propia raza.

Las 10 Mejores Peliculas De Prostitucion

El lector se apercibira de que no tienen nada que ver negro de este capitulo con ese otro que aspira a acostarse con la blanca. En este ultimo se descubria el deseo de ser blanco. En cualquier caso, una sed de venganza. Por el contrario, en esta obra contemplaremos los esfuerzos de un negro que busca encarnizadamente descubrir el sentido de la 'identidad negra.

La civillzacion blanca y la cultura europea. Ya mostraremos como 10 que se llama el alma negra es una construccion del blanco.

Sign up quick AF

El negro evolucionado, esclavo del mito negro, voluntario, cosmico, siente en un momento dado qne su raza ya no le comprende. Entonces, es la rabia en los labios, el vertigo en el eorazon.: Ya veremos como esta actltud, tan absolutamente bella, rechaza la actua. Habria que hacer un estudio consagrado a sxplicar las. Quiza 10 haga algtin dia, Quiza, ya para entonces, sea Imitil ; entonces nos felicitaremos.

No ignoramos que eata ea una de las actitudes del hombre ante el Ser. Nos proponemos estudiar este fenomeno en una obra aetualmente en preparacion ". Mas aun, ampllaremos el horlzon! Todo pueblo colonizado. CIVllizadora, es decir, de la cultura metropolItana. Sera tanto mas blaneo cuanto mas rechace su negrura, su selva:.

Concedemos una Importancia fundamental al fenornenn del lenguaje. Dames por supuesto ,que hablar es existir absolutamente para el otro. El negro tiene dos dimensiones.

choose folder

Una' con su congenere, otra con el blanco. Unsnismo negro se cornporta de modo diferents con un blanco y con otro negro. Que esta gran disparidad sea una consecuencla de la aventura colonialista, nadie 10 pone en duda Que alimente su vena principal del corazon de las diferentes teorias que han querido hacer del negro el lento caminar del mono al hombre, nadie se atreve ya a ponerlo en duda, Son evidencias objetivas que expresan. Pero, una vez dado cuenta de esta situacion, una vez comprendida, nos encontramos con que la tarea no esta terminada.

Esto significa emplear una cierta sintaxis, poseer la morfologia de eata 0 aquella lengua, pero, fundamentalmente, es asumir una cultura, soportar el peso de una civilizacicn. Algunas famiIias prohiben el uso del criollo y las mamas llaman a sus hijos "tibandes" cuando 10 emplean. Hay la eapital ; hay Ja.

Aparantemente, el problema es el mismo. Si Ie encuentran a su vuelta de Paris, y sobre todo si ustedes no eonocen la capital entonces no parara de elogiarla: Paris-ciudad-luz, el Sena,. Ios merenderos, conocer Paris y morir EI proceso se repite en el caso del martiniquense. Basse-Point, Marigot, Gros-Morne s. Despues, y este es el memento crucial, fu: El negro que conoce la metr6poli es un semidios. Muchos antillanos, al cabo de una estancia mas 0 menos larga en la metropoli, vuelven para consagrarse.

Con ellos, el indlgena, elque-no-ha-salido-nunca-del-agujero, el "bitaco", adopts la forma mas elocuente de Ia ambivalencia. Cuando encuentra a un amigo 0 compafiero, hay un amplio gesto humeral que 10 anuncia: La burguesia de las Antilla. Diran de mi, con gran desprecio: En un grupo de j6venes antillanos, el que se expresa bien, quien posee y domina el lenguaje, resulta excesivamente 11amativo y chilI6n; hay que tener cuidado con el, es casi un blanco.

En Francia, se dice: Hace poco me eontaba un eompafiero la siguiente histo- ria. Un anartiniques recien lIegado a Le Havre entra en un cafe. Con una. Un ve de bie: Vuelven literalmente Ilenos de sl mismos, 4 LeOn-G. Damas, Hoquet Pigments. Hay un fenomeno psicol6gico consistente en creer en una abertura del mundo en la medida que las fronteras se quiebran.

EI negro, prisionero en su isla, perdido en una atmosfera sin la menor salida, mira esta Hamada de Europa como un respiradero. Porque, todo hay que decirlo, Cesaire fue aun magnanimo con su Cahier d'un retour au pays natal. Esta ciuda. Alla abajo, en los pliegues de su sol, "esta ciudad trivial, repantigada, dudosa de su buen sentido, inerte, sofocada bajo el peso geometrico de cruces que retornan una y otra vez, eternamente, indocil a su suerte, muda, contrariada en todas formas, perpleja, escatimada, reducida, rota en su fauna y flora" 5.

La descripci6n de Cesaire no es en modo alguno poetica. Se comprende entonces que el negro, al anuncio de su viaje a Francia como se dice de qui-en "viene al mundo" , muestre su jubilo y decida cambiar. Por 10 demas, no hay en ello tematizacion alguna; el. Hay un drama en eso que se ha convenido en llamar cienclas del hombre.

Fanon Frantz - Piel Negra Mascaras Blancas

Cuando se nos dice que a partir de los veintinueve afios el hombre no; puede amar, y que es necesario esperar hasta los cuarenta y nueve para que reaparezca su afectividad, sentimos que el suelo vacila bajo nuestros pies. S saldremos del atasco a condici6n de plantear correctamente los problemas, porque todos estes descubrirnientos e investigaciones tienden a un solo fin: En ello hay, ni mas ni menos, una capitulaci6n del hombre.

Para decir 10 todo, yo afirmo rui narcisismo a manos llenas y abomino de la abyecci6n de quienes quieren hacer del hombre una mecanlea. Es posible que el debate no se pueda abrir en el plano filos6fico, es decir, en el de la exigencia fundamental de la realidad humana; en este caso, consiento Hevarlo al plano del psicoanalisis, es decir, de "10 fallido", en el sentido en que decimos "el motor falla".

El negro que entra en Francia cambia porque, para el, la metr6poli representa el Tabernaculo ; cambia, no solamente' porque es de este pais de donde Ie llegaron Montesquieu, Rousseau y Voltaire, sino porque tambien de Uegan los medicos, los jefes de servicio, los innumerables pequefios potentados, desde el sargento mayor con "quince afios de servicio" hasta el gendarme originario de Panissieres. Hay una especie de embruiamiento a distancia, y quien va a partir dentro de una. El negro parte, y la amputacion de su ser desaparece a medida que se precisa el perfil del paquebote.

El negro que parte lee en los ojos de quienes le acompafian 'sa poder, su mutaci6n Ahora que ya 10 hemos llevado al puerto, dejemosle vagar; ya 10 encontraremos de nuevo. Por el momento, vamos al encuentro de uno de los que vuelven. El "desembarcado", desde su primer contacto, se reafirma; s responde en frances y, muchas veces, ya nocomprende el criollo. Tras 18 19 unos meses en Francia, un campesino vuelve con los suvos.

Reparando en un instrumento para arar, pregunta a su padre, viejo campesino, a-quien-no-se-la-pega-nadie: Singular terapeutIca. Se le conoce por su lsnguaie. Parece como si hubiese algo poetico en esa Savana. Esta cludad esM lamentablemente malograda. Esta vida tambien. Se vuelven a encontrar y' hablan, Si el desembarcado obtiene rapidamente la palabra es que le estaban esperando.

Primero, la forma: A quien Be la confiere una superioridad no se le perdona faltar a su deber. Si dice, por ejemplo: SOlo le queda una alternativa: Porque nadie olvldara en absoluto ; si esm casado, su mujer sabra que tiene por marido una historia ; sus hijos tendran que afrontar y veneer a una anecdota.

Todo idioms es una manera de pensar, decian Damourette y Pichon. El hecho de que el negro recien desembarcado adopte un lenguaje diferente del de la colectividad que le ha visto nacer. Por 10 general, aiiade, la manera que tienen de hacerlo es inocente: Recordamos una vez mas que las concluslones a las que lleguemos solo seran validas para los antillanos; no ignoramos, sin embargo, que estos mismos comportamientos se dan tambien en todas las razas colonlzadas.

Hemos conocido, s desgraciadamente seguimos conociendo, compafieros originarios de Dahomey 0 Congo que se 11aman antillanos ; hemos conocido y todavia conocemos antillanos que se sienten of en didos si se les supone senegaleses. Y es que el antillano es miLs "evolucionado" que el negro de Africa entiendase bien, que esta mas cerca del blanco ; esta diferencia existe, no solamente en la calle y los paseos, sino tambien en la administraci6n y en el ejercito.

Todo antillano que haya hecho su servicio militar en un regimiento de fusileros conoce esta desazonadora situaci6n: Entonces, uno de ellos pregunto por que no iban los ioubobs. En circunstancias ya nadie sabe 10 que es uno, Bi toubab 0 indigena. Los orIg! Pero, afiadia, la mana se ve en seguida, porqu; son. Se dice que el negro amaba las. El negro ama las palabras y. Aqui nos interesa elhombrs negro ante la lengua fran. Queremos comprender por que le gusta tanto al antillano hablar el frances.

A este respecto compa;t;mos la 'opinicn de Michel Leiris, quien, hace poco, escribia sobre el criollo 10 siguiente: Existe ciertamente un Gilbert Gratiant que escribe en patois, pero habremos de confesar que la cosa ee mas bien rara.. Digamos ademas que el valor poetico de estas creaciones es m. La Iengua que se habla oficialmente es el frances; los maestros vigilan es.

Silenciaremos las razones. El problema, aparentemente, pod ria ser el siguiente: Los bretones no fueron civilizados por el blanco. Negandonos a multiplicar los elementos, corremes el ries. Es verdad que yo debo liberarme de quien me ahoga, pues es evidente que no me deja respirar: Si la dificultad de res- 6 Temps Modernes, febrero , "Martinique-Guadaloupe. Cuando cualquier otro pretende a toda costa probarme que los. Hablo, por una parte, de los negros alienados rnixtificados y, por otra, de blancos no menos alienados mixtificad ores y mixtificados.

Títulos relacionados

Un Bartra 0 un Verdi er, el cardenal, ya han dicho que el escandalo del problema negro dura ya demasiado: Tambien podriamos multiplicar las referencias y las citas y mostrar que, efectivamente, el "prejuicio de color" es una idiotez, una iniquidad que hay que destruir. Si yo lanzo un gran grito, no sera. No, en la perspectiva adoptada aqui, no hay problema negro. Y sl 10 hay, los blancos se han interesado por el por pura casualidad. Este es un asunto que se tramita en la oscuridad ; bueno sera que el sol que yo trashumo ilumine hasta el ultimo rincon.

El Dr. Gordon, medico del hospital de psicopatia. Sartre, Prefacio ala Anthologie de la poesie neg7'e et malgache. I 24 zados, como se sabe, por celulas llegadas al ultimo estadio de 5U desarrollo. Esta inferioridad present a cuantitativamente el 14'8 por " citado por sir Alan Bursj", Se dice que el negro es el eslab6n que nne al hombre con el mono; el hombre blanco, se entiende; sir Alan Burns concluye, alIa por la pagina ciento veinte: Pero nuestra finalidad es rouy otra: Achille, profesor del liceo del Parc de Lyon citaba en una conferencia cierta aventura personal.

Est'a aventura es conocida universalm. Pocos son los negros residentes en Francia que no la han vivido. Catolico, Achille participaba en. Un sacerdote, avistando al bronceado Achille en su rebaiio, le dijo: Los presentes rieron de este quid pro quo y la peregrinacgin sigui6 adelante, Pero, si nos detenemos un memento, veremos algunos datos interesantes en la manera como el sacerdote se dirigi6 al negrito: MIre usted. Los medicos de las salas de consults, 10 saben. Veinte' enfermos europeos, uno tras otro: Slentate, muchacho Cuando no: Si el que se dirige en "negrito" a un hombre de color o a un arabe no reconoce en este comportarniento una tara, un vicio, es que jamas ha refl.

Personalmente, me doy cuenta a veces, a interrogar a ciertos enfermos, en que mementos resbalamos Ante aquella vieja campesina de setenta y tres afios, subnormal, en pleno proceso demencial, siento que se me quiebran las antenas con las cuales toco y mediante las cuales soy tocado.

Cuando yo adopto un lenguaje. Usted es un idealista, dira alguien, No, que va. Los puercos son los otros, Por mi parte, me dirij 0 siempre a los "bicots" en frances eorrecto y siempre he sido comprendido. Me responden como pueden, pero yo me rebelo contra toda comprension paternalista: Ou y a mal? Dis voi'r un peu? Cuando el "infra" recibe la respuesta de la misma rnanera,' se siente con buena coneiencia. Un negro que Ie dice: Me siento en un cafe, en Rouen 0 en Strasburgo; desgraciadamente, me ve un viejo borracho.

Fanon Frantz - Piel Negra Mascaras Blancas

Se sienta en mi mesa: Dakar, Rufisque, burdeles, mujeres, cafe, mangas, bananas Pero ya desde ahora podemos decir: No tiene cultura, ni civlllzacion. Miren las ilustracionespara nifios: La mayoria de los films n. I Al rICO platano! Pero, claro, hay que presentar al negro de una cierta manera. S1, al negro se le pide que sea un buen negro; establecido esto, todo 10 demas viene solo. Hacerle hablar "negrito" supone adherirlo a la imagen que de el se tiene, untarlo de negro charol, aprisionarlo, hacer de el la v: Naturalmente de la misma manera que is sospechoso un [udio que gasta dinero sin tasa, asi tambien hay que vigilar al negro que cita a Montesquieu.

Pero fuera de los medios universitarios subsiste un ejercito de imbeciles: Que estos imbeciles son producto de una estructura ecop6mico-psicologica, de acuerdo, pero hay que ir todavia mucho mas Ieios, pues hace tiernpo que nos hemos estancado en esa estructura. Cuando un negro habla de Marx, la primera reacci6n es la siguiente: Decididamente, nada puede esperarse de vosotros''.

Ademas, hay tamhien este argumento del plantador en Africa: Lo que venimos diciendo simplemente es que el europeo tiene una idea definida del negro; no hay nada mas exasperante que oir decir: Podria responderseme que esto se debe al hecho de que muchos negrosse expresan en "negrito", Pero esto seria demasiado faci1. Uno va en el tren; pregunta: Z Querria usted indicarme el coche res- taurante, por favor? No, hablar "negrito" quiere decir encerrar al negro, per- petuar una situaci6n conflictual en la que el blanco infec.

A veces hemos cha! Exphca, mfor: Se comprenda que la primera reaccion del negro sea una reacCton,: Todo ello bien acondicionado con el acento correspondiente. I 0 tema: T6senC6 , " pao. En ello hay que ver una de las razones de la quiebra de tantas amistades al cabo de algtin tiemno de vida europea.

Un senegales aprende el criollo para hacerse pasar por antillano: Los antillanos que 10 saben multiplican su pitorreo; yo digo que en esto 'bay falta de discernimiento. Como se ve, no nos equivocabamos cuando suponfamos que un estudio del lenguaj e entre los antillanos podia revelarnos algunos aspectos de su mundo. Ya 10 dijimos al principio ; hay una relacion de apoyo 'entre la Iengua y la colectividad.

Hablar una lengua es asumir un mundo, una cultura. El antillano que qui ere ser blanco 10 sera, efectivamente, tanto mas cuanto rnejor haya hecho suyo ese instrumento cultural que es el lenguaje. Recuerdo que en Lyon, hace poco mas de 10 Manera de designar a los otros, considerados genericernente ; mas concratamente, los c'UTopeos. Por 10 visto, el haber estudiado con la lengua del blanco un problema tan interesante me daba derecho de ciudadania.

Un hecho significativo viene a mi memoria.: En plena conferencia se desvaneciri una mujer. De Jean Paulhan s se que escribe obras muy interesantes. Ignore la e? Caillois, y s6lo retengo las manifestacrones de su existeneia, que de vez en cuando arafian el cielo. Que no se n03' acuse de anafilaxia afectiva ; queremos decir que no hay ninguna razon para que Breton diga de Cesaire: Aunque Breton, al decir esto, expresare pura y simplemente la verdad, no yeo d6nde esta tan asombrosa paradoja, no yeo d6nde pueda estar 10 que merece subrayarse, porque, a fin de cuentas, Aime Cesaire es martiniques y adjunto de Unidversidad, Volvemos a encontrar a Michel Leiria; HEn los escritores antillanos hay una voluntad de ruptura con las formas literarras ligadas a la ensefianza oficial; pero esta voluntad, tendida hacia un futuro mas ventilado, dificilmente podria revestir un aspecto folk16rico.

Deseosos ante todo, literariamente, de formular el mensaje que les es propio, de ser, por 10 menos algunos, los portavoces de una verdadera raza con posibilidades desconocidas. Pero, me replicaran los negros, es un honor para nosotros que un blanco como Breton escrlba cosas semejantes. Una basura de pen? Y es que, en efecto el arma definitiva en las Antillas es esta: I frances la elegancla de la forma era tan caliente que la muj er cay6 en trance.

Toda conciencia parece poder manifestar, simultanea 0 alternativamente, estos dOB componentes. Energeticamente, e] ser amado me respaldara en la asuncion de mi virilidad ; el anhelo de merecer la admiracion 0 el amor de otro tejera sobre mi vision del mundo toda una superestructura de valores. En la comprension de los fen6menos de este tipo e1 trabajo del analista y del fenomenologo se revela por demas arduo. Ciertamente, ha habido un Sartre para realizar una descrlpcion del amor-fracaso El Ser y la.

Nada no es mas que el analisia de la mala fe yde 10 inautentico ; pero no es menos verdad que el amor- verdad, real -querer para los otros 10 que uno pide para si, cuando esta repetici6n integra los valores permanentes. Race ya tiempo, mucho tiempo, que se desvanecieron las ultirnas eecuelas de una lucha gigantesca contra el otro. Roy, creernos en la posibilidad del amor, precisamente porque hacemos 10 posible por detectar sus imperfecciones y perversiones.

Este capitulo 10 consagramos a. Porque, en fin, cuando leemos en Je suis Martiniquaise Soy martiniquesa: Pero una mujer de color no es nunca del todo respetable a los ojos de un blanco. Yo 10 sabia" 1" , tenemos derecho a inquietarnos. Este parrafo, que puede servir en cierto modo de conclusion de una enorme mixtificacion, nos inc ita a la reflexi6n.

Documentos similares a Fanon Frantz - Piel Negra Mascaras Blancas

Cierto dia, una mujer, de nombre Mayotte Capecia, obedeciendo a un motivo cuyos elementos no acabamos de ver claros, escribio dosclentas dos paginas -su vida- por las que discurrfan a: La acogida entusiasta que obtuvo esta. Para nosotros, no es posible ningiin equivoco: Es el senor. Ella no reclama nada, no exige nada: Y cuando, al hacerse la pregunta de si el es hermoso 0 feo, Ia am ante dice: Ioa cabellos rubios, la piel palida, y que yo Ie amaba", es facil obtener colocando las palabras en su lugar, poco mas 0 menos esto: Y nosotros, nosotros que somos antillanos, 10 sabemos demasiado bien: Yo comprendia que Andres no podia estar mucho tiempo apartado.

Aceptaba tambien no ser admitida, en este circulo, pues yo era una mujer de color; pero no podiaevitar tener celos. El gustaba explicarme que su vida intima era una cosa que le pertenecia y su vida social y militar otra diferente de la que no era duefio; pero yo insistt tanto que un dia me llev6 a Didier. Pasamos la veladas en una de las pequefias villas que me causaban admiraci6n en la infancia, con dos oficiales y SUl:!

Yo sentia que me habia arreglado demasiado, que no era digna de Andre, quiza solamente por el color de la piel ; en fin, pase una velada tan desagradable que decidi no volver a pedir a Andre acompaiiarle" 2. Los deseos de la bella apuntan a Didier, bulevar de los mar-.

Ella misma es la que dice ; se es blanco a partir de un cierto mimero de millones. Las villas del barrio fascinaban hacfa mucho tiempo a la autora. Por 10 demas, tenemos la impresion de que Mayotte Capecia consigue hacernoslo creer: Hayen este hecho una inconsecuencia facilmente comprensible sf situamos la acci6n.

En Martinka, en efecto, es habitual sofiar en una for-rna de salvaci6n que consiste en blanquearse magicamente, Una villa en Didier, su introducci6n en la sociedad de alla arriba la celina de Didier domina la ciudad , y ya tenemos realizada la eerteza subjetiva de Hegel. Tambien se ve clara mente, por 10 demas, el lugar que ocuparia en la descripci6n de este comportamiento la dialectica del ser y del tener 3.

No obstante, no es este todavia el caso de Mayotte. Se "le va la cabeza". Las cosas comienzan a darle vueltas No se tolera en estos circulos porque es una mujer de color. El resentimiento se elaborara a partir de su factibilidad. Ya veremos por que esta prohibido el amor a todas las Mayotte Capecia de todos los paises, 'En la infancia de Mayotte Capecia descubrimos un cierto mimero de rasgos que ilustran la linea de orientaci6n de ]a autora.

Carla vez que se produzca un movimiento, una conmocion 0 un estremecimiento, se revelara claramente que esta en relaci6n directa con ese fin. Parece, en efecto, que para esta mujer el blanco y el negro representan los dos polos de un mundo, poles en lucha perpetua: Ya hsmos lanzado la palabra; convendra no olvidarla: Yo soy negro: Yo soy verdaderarnente una gota de sol en la berra Y asi van, en un cuerpo a cuerpo con su nagrura 0 su blancura, en pleno drama narcisista, encerrado cada uno en su particularidad, de vez en cuando, tambien es verdad, con algunos destellos de lucidez, amenazados a pesar de todo en su misma fuente.

En primerisimo termino, asi es como se le plantea a Mayotte su problema. Pero pronto se dio cuenta de la vanidad de' sus esfuerzos; ademas, esta Loulouze y su madre, que le dicen 10 dificil que es la vida para' una mujer de color. Entonces, no pudiendo ennegrecer mas, no pudiendo ennegrecer el mundo, intentara blanquearlo en su cuerpo y en su pensamiento. Como primers providencia, se hace lavandera: FinaImente, estaban orgullosos de que Mayotte Ies la vase la ropa" 4: Sentimos que Mayotte Capecia no nos haya hecho participes en absolute de sus Buenos.

EI contacto con su subconsciente nos habria facilitado mucho las cosas. En lugar de descubrirse totalmente negra, considerara este heche accidental. Se entera entonces de que su abuela era blanca: Ya deberia habsrlo supuesto al ver su tinte palido. Me parecia mas bonita que nunca, mas fina y mas distinguida, L Habrla sido yo totalmente blanca si ella se hubiese casado con un blanco EI autor Iuega con el significado de blamchis, lavar Ia ropa y blanquear, N.

Esto es una verdad sencilla en todos los paises y, particularmente, en las colonias, Perc una blanca que acepta un negro es algo que se perfiIa automaticamente como una aventura romantica, Hay donacion y no violacion. De todas formas esto no autoriza este ;pasaje de Mannoni: No exageramos nada. Cuando un soldado de las tropas conquistadoras dormia con una mujer malgache no habia, [lin duds, por su parte, el menor respeto por la alteridad.

Los conflictos raciales no vinieron des. Los conflictos raciales coexistieron, EI que. No, el problema es mas complieado. Mayote Capecia tiene razon: Soiiaba con aquella abuela a la que nunca habfa conocido y que muri6 por haber amado a un hombre de color martiniques Ya estamos advertidos: Mayotte tiende a la lactificaci6n. Porque, vaya de una vez, hay que blanquear la raza ; esto 10 saben todas las martiniquesas, 10 saben, 10 dicen y 10 repiten.

Blanquear la raza, salvar la raza, pero no en el sentido que podria sunonerse: Siempre que hemos pretendido analizar eiertos comportamientos no hemos podido evitar la aparicion de fen6menos nauseabundos. Ademas, afiaden, no es porque neguemos a los negros todo valor, pero usted sabe que vale mas ser blanco. Hace poco haole con. Casi sin respirar, me solt6 a la cara: En cada uno de nosotros hay una potencialidad blanca, algunos quieren ignorarIo 0, mas sencillo, la invierten.

Por mi parte, por nada del rnundo aceptaria casarme con un negro". Estas actitudes no son raras, y declaro mi inquietud, porque esta [oven martiniquesa sera licenciada dentro de pocos afios y partira para 6 Je suis Martiniquaise, pag, Cuando iniciamos esta obra, una vez terminados los estudios de medicina, nos proponiamos sostenerla en tanto que tesis. De cualquier manera que hubiesemos abordado la alienacion psiquica del negro, no podiamos silendar algunos elementos que, por muy psicol6gicos que fuesen, engendraban efectos que nos remitian a otras ciencias, Toda experiencia, sobre todo si se muestra infecunda, ha de entrar en la composici6n de 10 real y, por ello, ocupar un lugar en la restructuraci6n de esto real.

Con sus taras, falIos y vicios la familia europea, patriarcal, en estrecha relaci6n con Ia sociedad que conocemos, produce alrededor de tres decimas partes de neuroticos, Ast, pues, apoyandcnos en datos psicoanalitlcos, sociol6gicos y politicos, hemos de edificar un nuevo medic parental susceptible de disminuir, si no anular, el porcentaj e de desperdicios en el sentido asocial del termino que atin produce.

Todas estas mujeres de colorbuscando safiudamente un blanco esperan, Y, con seguridad, uno de estos dias se sorprenderan a sf mismas negandose a volver sobre sus pasos, y pensaran "en una noehe maravillosa, en un amante maravilloso, un blanco". Quiza, tambien, algun dia se den cuenta de que "los blancos no se casan con una mujer negra". Pero ellas han aceptado correr el riesgo, porque 10 que les hace falta es la blancura a cualquier precio.

Nada mas facil. Vamos a leer un cuento que satisface el espiritu: