El hombre en busca de sentido trabajo

El informe del prisionero Gracias al cine ahora todos conocemos cómo eran las pavorosas circunstancias que acompañaban la deportación: El objetivo de Frankl era reflejar la profunda transformación de la personalidad que sufría un prisionero y su progresiva animalización en ese cruel proceso planificado por sus verdugos.

En pocos días, la personalidad del interno se transformaba por completo y dejaba de experimentar sentimientos como la repugnancia, la piedad, la indignación o el horror. No es extraño, pues, que las conversaciones y sueños de los prisioneros gravitasen alrededor de la comida: Los nazis consiguieron que la existencia humana se redujese a la mínima expresión. Viktor Frankl no pretendía describir exhaustivamente cómo era la vida en un lager , el campo de concentración nazi, sino demostrar que incluso en las peores condiciones vitales que uno pueda imaginar y la realidad de los campos escapa a la imaginación cotidiana era posible encontrar un sentido a la vida y seguir conservando nuestra dignidad humana.

La clave de la supervivencia consistía en asumir el sufrimiento del campo como un reto a superar y encontrarle un sentido: Para Frankl, lo que de verdad distingue al hombre de otros seres no es la voluntad de placer, como pensaba Freud, o la voluntad de poder, como pretendían Adler o Nietzsche, sino la voluntad de sentido, es decir, la lucha por encontrarle un sentido a la vida, que es la primera fuerza motivadora del ser humano. Para Frankl, lo que distingue al hombre de otros seres es la voluntad de sentido, es decir, la lucha por encontrarle un sentido a la vida, la primera fuerza motivadora del ser humano.

Esta dimensión espiritual del hombre, esta capacidad de autotrascenderse, de buscar un sentido fuera de él mismo, es lo que realmente define antropológicamente al hombre. Su conclusión fatídica es que en los campos de concentración se mostró lo peor y lo mejor del ser humano, el ser humano en su estado puro. Y termina el libro con estas palabras: Yo siempre me he sentido especialmente conmovido ante las personas que sufren delirios o pesadillas angustiosas. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Acceso Suscripción. Ingrese a su cuenta.

Recuperación de contraseña. Obtener ayuda. Crear una cuenta.

El hombre en busca de Sentido de Víktor Frankl - zylubekyzo.tk

Entrevistas Todo Americanos Españoles Europeos. Darío Sztajnszrajber: Adolfo Chaparro: Donatella Di Cesare: Luce López-Baralt: Todo 10 claves para entender a Pensamiento filosófico de Retrato y biografía. Michel de Montaigne, el padre del ensayo. Ayn Rand: Susan Sontag: Todo Arte Ciencia Filosofía y pensamiento. Sorolla, a todas luces. De modo que el hecho de querer sumergirse literalmente en la multitud era en realidad una manera de intentar salvar el pellejo.

En Auschwitz el Dr. Frankl impuso una norma que resultó ser buena como mecanismo de defensa; por regla general, solo contestaba con la verdad, pero guardaba silencio sobre lo que no se le preguntaba. El hambre, la falta de sueño, la irritabilidad en general contribuían con la apatía que era otra de las características del estado mental de los prisioneros, la falta de sueño se debía en parte a la invasión de todo tipo de bichos molestosos que, debido a la falta de higiene y atención sanitaria, infectaban los barracones tan terriblemente superpoblados.

El hecho de que no probaran ni una pizca de nicotina o cafeína contribuía igualmente al estado de apatía e irritabilidad. Nada tenía de sorprendente que la tensión abocara en una lucha abierta. Dado que el prisionero observaba a diario escenas de golpes, su impulso hacia la violencia había aumentado. Por esto se presentan las siguientes interrogantes: Podemos contestar a todas estas preguntas en base a la experiencia y también con arreglo a los principios. Las experiencias de la vida en un campo demuestran que el hombre tiene capacidad de elección.

Los ejemplos son abundantes, algunos heroicos, los cuales prueban que puede vencerse la apatía, eliminarse la irritabilidad. El hombre puede conservar un vestigio de la libertad espiritual, de independencia mental, incluso en las terribles circunstancias de tensión psíquica y física. En los campos de concentración, siempre había ocasiones para elegir. Puede decirse que fueron dignos de sus sufrimientos y la forma en que los soportaron fue un logro interior genuino.

Comentarios

Es esta libertad espiritual, que no se nos puede arrebatar, lo que hace que la vida tenga sentido y propósito. El sufrimiento es un aspecto de la vida que no puede erradicarse, como no pueden apartarse el destino o la muerte. Sin todos ellos la vida no es completa. De lo contrario, todos estos sufrimientos carecerían de sentido. La pregunta que se hacia el Dr.

Busca en el resumen del documento

Si carecen de sentido, entonces tampoco lo tiene sobrevivir al internamiento. Puede conservar su valor, su dignidad, su generosidad. Es verdad que sólo unas cuantas personas son capaces de alcanzar metas tan altas. De los prisioneros, solamente unos Mujeres realizando trabajos forzosos pocos conservaron su libertad sin menoscabo y consiguieron los méritos que les brindaba su sufrimiento, pero aunque sea sólo uno el ejemplo, es prueba suficiente de que la fortaleza íntima del hombre puede elevarle por encima de su adverso Por doquier, el hombre se enfrenta a su destino y tiene siempre oportunidad de conseguir algo por vía del sufrimiento.

Piénsese en el destino de los enfermos, especialmente de los enfermos incurables tienen esperar su muerte con valor y dignidad. Nadie le dio nunca una fecha para su liberación. En realidad, la duración no era sólo incierta, sino ilimitada. Por regla general, los recién llegados no sabían nada de las condiciones de un campo. Los que venían de otros campos se veían obligados a guardar silencio y, de algunos campos, nadie regresó. El vocablo latino finis tiene dos significados: Cesaba de vivir para el futuro en contraste con el hombre normal. Por consiguiente cambiaba toda la estructura de su vida íntima.

Aparecían otros signos de decadencia como los que conocemos de otros aspectos de la vida. Su existencia es provisional en ese momento y, en cierto sentido, no puede vivir para el futuro ni marcarse una meta. Trabajos de investigación realizados sobre los mineros sin empleo han demostrado que sufren de una particular deformación del tiempo —el tiempo íntimo— que es resultado de su condición de personas sin empleo. La vida afuera, al menos hasta donde él podía verla, le parecía casi como lo que podría ver un hombre ya muerto que se asomara desde el otro mundo, el hombre que se dejaba vencer porque no podía ver ninguna meta futura En otro contexto, se ha hablado de la tendencia a mirar al pasado como una forma de contribuir a apaciguar el presente y todos sus horrores haciéndolo menos real.

En vez de aceptar las dificultades del campo como una manera de probar su fuerza interior, preferían cerrar los ojos y vivir en el pasado. Muchos de los prisioneros del campo de concentración creyeron que la oportunidad de vivir ya les había pasado, pero en cambio otros prisioneros trataban de encontrar una meta propia.

El Dr. Frankl estuvo al borde del llanto a causa del tremendo dolor tenía llagas terribles en los pies debido a los zapatos gastados causado por caminar junto con la larga columna de hombres los kilómetros que separaban el campo del lugar de trabajo. El viento helado los abatía.

Iba pensando en los pequeños problemas sin solución de su miserable existencia haciéndose preguntas como: Estaba disgustado con la marcha de los asuntos que continuamente le obligaban a ocuparse sólo de aquellas cosas tan triviales. Se obligó a pensar en otras cosas como imaginarse estar de pie en la plataforma de un salón de conferencias bien iluminado, agradable y caliente con un auditorio atento, sentado en cómodas butacas tapizadas dando una conferencia sobre la psicología de un campo de concentración!.


  • conocer gente guatemala;
  • citas online paraguay gratis.
  • Trabajos relacionados?

Mediante este método, logro cierto éxito, consiguió distanciarse de la situación, pasar por encima de los sufrimientos del momento y observarlos como si ya hubieran transcurrido y tanto el mismo como sus dificultades se convirtieron en el objeto de un estudio psicocientífico muy interesante que el mismo realizó. La emoción, que constituye el sufrimiento, deja de serlo tan pronto como se forma una idea clara y precisa del mismo. El prisionero que perdía la fe en el futuro —en su futuro— estaba condenado. Con la pérdida de la fe en el futuro perdía, asimismo, su sostén espiritual; se abandonaba, decaía y se convertía en el sujeto del aniquilamiento físico y mental.

Solía comenzar cuando una mañana el prisionero se negaba a vestirse y a lavarse o a salir fuera del barracón. Se limitaba a quedarse allí, sin apenas moverse. Si la crisis desembocaba en enfermedad, se oponía a que lo llevaran a la enfermería o hacer cualquier cosa por ayudarse. Sencillamente se entregaba.

RESEÑA: El Hombre En Busca De Sentido - Viktor Frankl - Resumen y 5 MEJORES Ideas

Y allí se quedaba tendido sobre sus propios excrementos sin importarles nada. Como ya dijimos antes, cualquier intento de restablecer la fortaleza interna del recluso bajo las condiciones de un campo de concentración pasa antes que nada por el acierto en mostrarle una meta futura. Siempre que se presentaba la oportunidad, era preciso inculcarles un porque —una meta— de su vivir, a fin de endurecerles para soportar el terrible como de su existencia.

La respuesta típica que solía dar este tipo de hombre a cualquier razonamiento que tratara de animarle, era: Tenemos que aprender por nosotros mismos y después, enseñar a los desesperados que en realidad no importaba que no esperemos nada de la vida, lo que importaba era si la vida espera algo de nosotros. Tenemos que dejar de hacernos preguntas sobre el significado de la vida y, en vez de ello, pensar en nosotros como en seres a quienes la vida los necesitaba continua e incesantemente.

Nuestra contestación tiene que estar hecha no de palabras ni tampoco de meditación, sino de una conducta y una actuación recta. Ninguna situación se repite y cada una exige una respuesta distinta. Nadie puede redimirle de su sufrimiento ni sufrir en su lugar.


  1. pisos putas logrono.
  2. conocer hombres divorciados.
  3. "El hombre en busca de sentido": el horror del nazismo.
  4. tarot signification arcane sans nom;
  5. insertar anuncios gratis en internet.
  6. mi chat chatear y ligar gratis con camara.
  7. Una vez que les fue revelado el significado del sufrimiento, se negaron a minimizar o aliviar las torturas del campo a base de ignorarlas o de abrigar falsas ilusiones o de alimentar un optimismo artificial. El sufrimiento se había convertido en una tarea a realizar y no querían volverles la espalda. No obstante, muy pocos lo entendían así. Los sentimientos de la mayoría de los guardias se hallaban embotados por todos aquellos años en que, a ritmo siempre creciente, habían sido testigos de los brutales métodos del campo.

    Ambas se encuentran en todas partes y en todas las capas sociales. La vida en un campo de concentración abría de par en par el alma humana y sacaba a la luz sus abismos. Es el ser que siempre decide lo que es. Pero se equivocaría quien pensase que se volvieron locos de alegría.

    Desde el punto de vista psicológico, lo que les sucedía a los prisioneros liberados podría denominarse "despersonalización". Todo parecía irreal, improbable, como un sueño. No podían creer que fuera verdad.

    El hombre en busca de sentido

    Pero ahora el sueño se había hecho realidad. Debemos considerar que un hombre que ha vivido bajo una presión mental tremenda y durante tanto tiempo, corre también peligro después de la liberación, sobre todo habiendo cesado la tensión tan de repente. Dicho peligro desde el punto de vista de la higiene psicológica es la contrapartida psicológica de la aeroembolia. Se convirtieron en instigadores y no objetores, de la fuerza y de la injusticia. Justificaban su conducta en sus propias y terribles experiencias y ello solía ponerse de manifiesto en situaciones aparentemente inofensivas.

    Sólo muy lentamente se podía devolver a aquellos hombres a la verdad lisa y llana de que nadie tenía derecho a obrar mal, ni aun cuando a él le hubieran hecho daño. La amargura tenía su origen en todas aquellas cosas contra las que se rebelaba cuando volvía a su ciudad. La experiencia de la desilusión era algo distinta.

    En este caso no era ya el amigo que le parecía cruel, sino su propio destino. Cuando en la fase anterior había que recordarle al prisionero que la vida todavía le estaba esperando, que un ser humano aguardaba a que él regresara. Algunos se encontraron con que nadie les esperaba. No podía haber en la tierra felicidad que los compensara por todo lo que habían sufrido. No esperaban encontrar la felicidad. Ahora bien, tampoco estaban preparados para la infelicidad. De ésta manera se puede comprender el objetivo de su tesis: Sostiene que el hombre no debería cuestionarse sobre el sentido de la vida sino al contrario, comprender que es la vida la que lo interroga a él.

    Es sólo desde la responsabilidad personal que puede contestarse a la vida. De tal manera es que la logoterapia considera que "la esencia de la existencia estriba en la capacidad del ser humano para responder responsablemente a las demandas que la vida le plantea en cada situación particular". Se manifiesta cuando se frustra la voluntad de sentido llegando a provocar una neurosis. Consiste en la pérdida del sentimiento de que la vida tiene un significado lo que genera tedio, tensión, aburrimiento, la sensación de no saber qué hacer, provocando adicionalmente " 7la neurosis dominical".

    La persona puede llegar incluso al suicidio, adicciones, diferentes síntomas psíquicos. En otras ocasiones, el vacío de la voluntad de sentido se rellena con la voluntad de placer. Y eso explica que la frustración existencial suela provocar un desenfreno libidinoso, e incluso que las pulsiones de la libido se mezclen con las agresivas. Cuando esto sucede es conveniente complementar cualquier tipo de tratamiento con la Logoterapia para prevenir recaídas.

    Para el autor resulta claro este punto que se refiere a los recursos para alcanzar dicha acción. Un ejemplo de la aceptación de una donación de la existencia es la conmoción interior provocada por la belleza de una obra de arte o por el esplendor de la Naturaleza, o por sentir el amor, el calor cercano de otro ser humano. El valor no reside en el sufrimiento en sí, sino en la actitud frente al mismo, en la actitud para soportarlo.

    Se anima al consultante a olvidarse de su padecimiento para superar la tendencia a la preocupación y la hiperreflexión. Sentido Existencial y Liderazgo "La vida exige a todo individuo una La narración de los hechos ocurridos durante el contribución y depende encierro y posterior al mismo, analizados desde el del individuo descubrir punto de vista de un Psicoterapeuta nos permite en qué consiste" conocer y entender una parte del comportamiento humano en situaciones extremadamente difíciles.

    La gran diferencia con el desarrollo del pensamiento es que este no se puede simplemente tomar y usar, este se debe leer, entender y practicar. Su sentido fue desde entonces darle un mensaje a aquellos que sufrían su misma suerte: Que la vida debe continuar con un sentido distinto. La humildad de aceptar la propia ignorancia. Condenado a la muerte por aquellos que creían saber o que el saber no era necesario, acepta beber la cicuta mortal en forma solemne con el fin de no contradecir las leyes y voluntad de su pueblo. Un ser lleno de sabiduría que comprendió profundamente la Logoterapia sin conocerla: Rebelarse ante la opresión y la injusticia.

    Incluso en el momento de su muerte mantuvo una actitud rebelde, pero no por ello, sabía y serena: No sabía cómo hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida. Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro. Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre fuego fuerte.

    Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo. Las dejó hervir sin decir palabra. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias, y las colocó en una taza. Sacó los huevos, y los colocó en otra tazal. Coló el café y lo puso en una tercera taza. Mirando a su hija le dijo: La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias.

    Ética y Moral

    Ella lo hizo y notó que estaban blandas. Luego, le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma. Humildemente la hija preguntó: La zanahoria llegó al agua fuerte, dura. Pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido.

    Después de estar en agua hirviendo, habían cambiado al agua. El sentido requiere una actitud y a veces un cambio de actitud. Cada uno es responsable de descubrir ese sentido de motivación en su vida. Viktor Frankl en su obra identificó claramente 3 tipos de valores que nos pueden ayudar: Esta motivación que surge en las personas cuando sentimos que luchamos por algo superior a nosotros mismos, algo que nos da sentido y nos da razones para seguir luchando.

    Ya no importa tanto el poder personal y la necesidad de protagonismo personal. Ahora cobra importancia el ponerse al servicio del grupo, para que, cada uno, desde su parcela de conocimiento pueda contribuir a la consecución los objetivos para los que se han unido. El Liderazgo Espiritual no es una herramienta que se pueda utilizar y sobre la que se pueda tener control. No se puede enseñar en una escuela de negocios. El Liderazgo Espiritual simplemente ocurre.